2005-05-23

gris, muy gris

Este sabado pasaron dos cosas: pandora, cuyo verdadero nombre es juliana, no fue al grupo de teatro, tenía otras cosas que hacer, yo pasé toda la semana imaginando que iba a decirle, como se lo iba a decir y como iba ella a mirarme cuando yo las dijera. ella no fue y las palabras nunca van a ser pronunciadas, su tiempo pasó, han estado muriendo alredor mio haciendome sentir desgraciado.

La sgunda cosa que sucedio es que se me cayó mi pulserita de deseos, eso no significaría mucho en realidad si no fuera porque estoy obsesionado con las señales. Mi deseo era conocer a juliana mucho más a fondo, poder disfrutar todo lo posible con ella, cuando se me cayó sentí que ya no la conocería más, nuestro viaje en conjunto había terminado.

Esa noche me sentí destrozado, entonces me puse a escribir, llamé a una amiga y hable con ella un buen rato, estaba escribiendo una obra de teatro para ella, creo que no la voy a terminar...

3 comentarios:

Iki dijo...

Ups... lo siento mucho... yo queria que tu historia tuviera un final feliz... pero tal vez lo que paso no signifique que las cosas no se puedan dar... todavia puedes intentar que las cosas se den...

Xanoia dijo...

Vas a dejar marchar un deseo por no coincidir en el tiempo con el día que tu querias? Raul, amigo, los deseos vienes no cuando los esperamos, sino cuando más por sorpresa nos cojeran, no dejes escapar tu deseo, no te fies de las señales, igual la has interpretado al contrario

Un beso muy grande amigo Raul

Simonne clonada dijo...

No piensa volver a escribir?' carajo¡¡¡¡